Review: Terraria

Queridos seguidores incondicionales de este blog, merecéis unos putos de logro bien gordotes por vuestra asiduidad. Sé que llevamos unos días chof, pero las primeras semanas del verano siempre se hacen duras a la hora de mantener la regularidad. Además, Albion y yo ya estamos grabando material para subir, pero estamos (estoy, realmente) teniendo problemillas para exportarlos. Pero bueno, entre hoy y mañana tendréis algo de dicho material en la red.

Así que, de mientras, vamos con la review de un juego que me tiene cautivadísimo. Un juego que apareció como de la nada recogiendo las ideas que sembró Minecraft y las potenció para un público algo más “hardcore”. Sí, hablamos del inconfundible Terraria.

Un mundo random

Terraria es un sandbox que nos sitúa en un mundo bidimensional listo para ser explorado y crafteado hasta la saciedad. Tras crearnos un personajillo, aparceremos como de la nada en él y tendremos que sobrevivir a sus peligros y descubrir sus maravillas aleatoriamente situadas. A la hora de crear el mundo podemos elegir su tamaño y su nombre, del resto se encarga el juego. Lo bueno que tiene ésto es que ninguna partida será igual que la anterior, y entiéndase por partida conseguir equipar a nuestro personaje con los mejores objetos, llegar a lo más profundo del mundo, plantar las mejores semillas… bueno, que no hay fin de la partida realmente. Los mundos generados son muy grandes y su conformación es siempre soprendente . Eso sí, se mantienen unas bases en todos ellos, los llamados biomas.

Los biomas son “ecosistemas” que reúnen unas características especiales. Algunos son normales, como los desiertos o los bosques; pero otros son más especialitos, como el nivel del inframundo, las zonas corruptas o las islas flotantes. Cada uno de ellos tiene a sus criaturas habitando y sus materiales específicos que necesitaremos para mejorar nuestro equipo o tener acceso a materiales aún mejores.

Píxeles, píxeles everywhere

Al igual que Minecraft utiliza el cubo como unidad, Terraria hace lo propio con píxeles. Aunque suene como algo muy retro, el juego derrocha frescura y un acabado con muchísima personalidad. Y es que, aunque sea básico, tenemos un motor de físicas funcionando detrás: atacar a un enemigo lo echará hacia atrás, las flechas saldrán disapradas en forma de arco, el agua pasará de un lado a otro si le abrimos camino… Incluso la iluminación juega su papel importante, ya que al explorar cuevas y niveles subterráneos tendremos que ir bien cargados de antorchas si queremos ver algo.

A nivel sonoro, tenemos un juego completo. Quizá sea algo limitado, pero tenemos una canción para cada situación del juego: día, noche, subterráneos, corrupción… Los efectos sonoros tampoco son muy abundantes, pero mantienen su personalidad.

Mezcla de géneros

Como decía antes, Terraria apunta Minecraft hacia un estilo más hardcore. Partimos de la misma base: por la mañana explora y por la noche protégete de los enemigos; pero ésto adquiere nuevas dimensiones al mezclar diversos géneros en un solo juego. Por decirlo de alguna forma, Terraria es algo así como una mezcla entre Zelda-Metroid-Minecraft-Castlevania. La mezcla le aporta un punto exótico y una variedad impresionante, aunque también rescata elementos que lo convierten en un juego difícil y con mucho por aprender.

Y, desgraciadamente, ésto se vuelve un punto negativo. Porque al principio nos vamos a sentir muy perdidos, tanto que recurriremos al sabio internet para ayudarnos. Y eso es algo que nunca he defendido: si un jugador tiene que recurrir a internet para poder sacarle todo el partido al juego, es que el juego necesita mejores tutoriales y ayudas.

Cabe decir que no sólo de aventuras va la cosa, sino que también nos podemos dedicar a construirnos una casa o una ciudad que, poco a poco, se irá poblando de NPCs que nos ofrecerán servicios varios, como tiendas o curaciones. Además, iremos sufriendo diversos eventos según pasen los días. Eventos como las lunas sangrienteas, que envían mcuchísimos más enemigos por la noche, o la invasión goblin. También hay una serie de bosses a los que podremos invocar y una mazmorra especial que hay que localizar primero.

Diversión multijugador

Está claro que Terraria está pensando para jugarse con amigos. Aunque, por desgracia, ahora mismo existen varios problemas con su infraestructura multijugador (que, en cualquier caso, es bastante rudimentaria). De hecho, Albion y yo pensamos ofreceros contenido audivisual, pero todavía no hemos conseguido conectarnos juntos. Espero que lo arreglen pronto, porque cuatro personas jugando a ésto al mismo tiempo puede ser algo absolutamente brillante.

Conclusiones

Me atrevería a decir que Terraria podría alcanzar la categoría de “juego atemporal”. Es divertido, sencillo en su manejo y con una profundidad tremenda. Además recibe actualizaciones gratuitas cada muy poco tiempo que van ampliando su mundo todavía más, con lo que tenemos juego para rato. Os dejo con el playthrough que está haciendo TotalBiscuit, del que hablé hace unas semanas.

Mi nota: 9

¡Os veo en el siguiente nivel!

Acerca de Aero

Escritor y jugón empedernido. Una cabeza loca con actitud crítica y con ganas de aportar todas sus insensateces al maravilloso mundo del videojuego.

Publicado el 03/07/2011 en Reviews y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Tengo que aprender a usar este juego, es mas tengo que conseguir jugar en linea, lastima k sea tan jodido conseguirlo xD

  1. Pingback: Terraria! Parche 1.1 « Virtual Line

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: