Querida Nintendo

La vida es un juego gratuito. Por eso está plagada de bugs.

Querida Nintendo:

Sí, sé que hace mucho que no hablamos… Y sí, sé que últimamente estamos más distantes. Probablemente sepas en lo que estoy pensando, porque probablemente lo hayas notado. Las cosas han cambiado, tú has cambiado y yo…, yo no sé si puedo seguir el ritmo que te has impuesto…

Recuerdo aquellos días en los que aún no nos conocíamos. Yo simpre he sido seguero y disfruté de los primeros Sonics con la Master System de mi tía. Claro, por aquél entonces Sega y tú os llevabáis muy mal y no tuve oportunidad de conocerte. Pero pocos años después, en casa de mis otros tíos, pude empezar a disfrutar de la SNES. Que si Donkey Kong Country, que si Super Mario, Star Fox…, ¡ay!, el Star Fox, qué buenos recuerdos… Quizá Mario nunca llegara al nivel de mi adorado Sonic, ¿no? Pero aún así tus juegos eran una pasada.

Y pocos años después pude tener mi primera consola. Yo quería una Saturn. ¡Quería jugar al Sonic R! Y por aquél entonces desconocía las bondades de la Nintendo 64… Pero dio igual, porque mis padres pensaron que podría tener una mejor relación con la nueva, con Sony. Y, la verdad, pasé muy buenos ratos con mi Crash Bandicoot, los Ace Combat, aquél mítico Spiderman o los Final Fantasy. Pero luego tus amigos te enseñan juegos como Super Smash Bros. o Perfect Dark. ¡O el Pokémon Snap!, por algún motivo ese juego me llamaba mucho la atención…

Parecía lógico que acabaría teniendo una Nintendo 64, pero entonces mis padres reconocieron por fin que Sega era la mía, que era fiel a Sonic. Y por eso me hicieron el mejor regalo del mundo: una Dreamcast. Vaya lágrimas de emoción al ver la cajita blanca. Y cómo la disfruté, durante años y años. Jugando horas a los Sonic Adventure (aún los juego) o jugando con mis tíos al ChuChu Rocket…, qué buenos tiempos.

Pero mi pobre Dreamcast acabó muriendo, muriendo junto a una parte de Sega. Y juro que siempre tendrán un lugar en mi corazoncito.

Y fue entonces…, en aquél momento, querida Nintendo, en que estuvimos juntos. Yo buscaba algo parecido, quizá fuera despecho. Y tú me acogiste con los brazos abiertos. Qué buenos, buenísimos ratos me has dado con la Gamecube. Qué enorme cantidad de juegos tengo de esa consola y cuánto la he utilizado. Es más, en esa consola están los dos juegos que más me han gustado: Sonic Adventure 2 y Tales of Symphonia, dos juegos que me han marcado muchísimo en mi vida. Dos juegos que me he pasado miles de veces y que me encantan. Y aún luzco orgulloso todos los juegos que poseo de esa consola al lado de mis queridos juegos de Dreamcast.

Es que fuiste muy grande, ¿sabes? Me has dado muchas mañanas de vicio con amigos, tanto al Smash Bros. como al Mario Kart Double Dash (para mí el mejor de todos). Y cómo agradezco que la Wii tenga retrocompatibilidad. Pero lo de la Wii…, bueno, supongo que las cosas se ponen oscuras…

Al principio molaba. Todo eso del control innovador y esas historias me llamaban la atención. ¡Qué coño!, ¡todos teníamos una curiosidad muy grande! Y no fue mal, me has dado juegos como el último Smash Bros., o Super Paper Mario. Bueno, y el Sonic Colours. Que la gente puede decir lo que quiera, pero para mí es un juegazo. Pero luego ya cambiaste. La Wii te transformó en algo que no eras, en algo que desconocía de ti…

¡Me sentí traicionado! Empezaste a sacar mierda tras mierda para sacarle unas perrillas a los padres y a las familias felices. Te olvidaste de los que siempre te habíamos querido, nos olvidaste y nos abandonaste. ¡Joder!, ¡hasta tuve que comprarme una 360 para sentirme realizado jugando!

¿Sabes quién más me ayudó a superarlo? Steam. Steam es uno de esos amigos como los que no quedan. No sabes lo que le agradezco a Valve todo lo que está haciendo por los jugadores como yo, que nos sentimos humillados y desterrados cruelmente sin motivo. Porque así es como me has hecho sentir, querida Nintendo.

Pensé que con lo del Proyect Café te habías redimido. Que ibas a tirar por otro lado. Pero no es que simplemente hicieras una presentación en el E3 como para olvidar…, es que sigues por donde sigues. Que a mí el tablet ese no me compra, y menos a trescientos euros. Porque te veo venir con el precio para una consola con la potencia de mi 360.

Mira, no he querido meterme con las portátiles, pero ahí has tenido tela también con la 3DS. Porque sí, la Nintendo DS tenía sus títulos y sus cosas buenas. Pero la 3Ds es un batacazo. Y más con Sony por ahí cerca.

Sí, a Sony la tenía un poco olvidada. Quizá no quería verlo, pero esa es la realidad. Siento decírtelo, pero últimamente me estoy replanteando volver con Sony. Porque Microsoft está con su Kinect, otro que ya le vale. Pero Sony sigue en su línea. Con sus casuals, sí, pero en su línea. Han tenido su movida con la seguridad y es un poco soberbia, pero me ofrece lo que quiero. Y la PSVita me gusta mucho. Y sé que me la voy a comprar, sobre todo porque siempre tuve el gusanillo de tener una PSP.

Lo siento, pero necesito algo de distancia contigo. Necesito alejarme y ver las cosas con claridad. Porque ahora dices que quieres recuperarnos, a todos a los que abandonaste. Pero yo ya no sé que pensar. Sé que no quiero una Wii U (vaya nombrecito, por cierto), de eso estoy seguro. Así que creo que, por lo menos en la nueva generación que está por venir, no deberías contar conmigo.

Espero que vuelvas a tu sendero y poder disfrutar contigo como lo hice en su día. De verdad, querida Nintendo.

Un fuerte abrazo:

Acerca de Aero

Escritor y jugón empedernido. Una cabeza loca con actitud crítica y con ganas de aportar todas sus insensateces al maravilloso mundo del videojuego.

Publicado el 03/09/2011 en Archivos añejos y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Buenisimo

  2. El día que nintendo sea tan hardcore que quieras merendarte al gato ya te arrepentiras… mientras tanto hooola Steam

  3. To también me acuerdo de cuando tuve mi primer contacto cn Sega. Me regalaron mi sega megadrive II con la que me a acompañado en los mejores y buenos momentos 🙂 Sonic, ese juego que siempe estará en lo más alto por siempre jamás.

    Ahora sí, tú tuviste la culpa, me pusiste los cuernos y en ese momento Sony pasaba por mi lado haciendo que me volviera a enamorar. Tú Nintendo te lo has buscado !!

    Aero, solo puedo decir que te comprendo, Nintendo algun día vera los errores que está cometiendo 🙂

    Te queremos, ánimo !!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: