Avance de ‘Sonic Generations’

La vida es un juego gratuito. Por eso está plagada de bugs.

Como cabría esperar, lo que más expectación me suscitaba del Gamefest era poder disfrutar de la demo de ‘Sonic Generations’. Y lo hice. ¡Vaya que si lo hice! Me la debí pasar como cinco o seis veces. Y éstas son mis impresiones:

Lo primero que hay que decir es que la demo no enseñaba nada que no hubieramos visto antes. Y tampoco era excesivamente larga. Consistía en dos fases: Green Hill y City Escape, ambas con los actos clásico y moderno.

Sonic Moderno

Salté primero a pasarme el acto moderno de Green Hill. No tardé ni medio minuto en darme cuenta de que estamos de nuevo ante las fases diurnas de ‘Sonic Unleashed’. Eso sí, han añadido detalles como que Sonic ruede al derrapar o al impulsarse con una cinta en el suelo para recuperar, aunque sea estéticamente, el mítico Spin Dash. Por otra parte, y para deshacerse de los QTEs, que no terminan de cuajar en las críticas (a mí, personalmente, no me disgustaban), han implementado un sistema de acrobacias en los saltos grandes para obtener turbo adicional.

Hasta ahí las novedades. El resto transmite la misma sensación que transmitía ‘Unleashed’. Y eso no es malo, ni mucho menos, pero… hay algo que no me termina de gustar en ello.

Porque ‘Unleashed’ fue la evolución más o menos lógica de ‘Sonic Adventure 2’ (no quiero entrar en debates ahora sobre si debió mantenerse esa línea o no), y lo hacía bien: era espectacular, rápido, frenético… Pero en más de una ocasión te encontrabas con una jugabilidad injusta. Era una forma de juego que te obligaba a caer en trampas, memorizarlas y después saltarlas. Así hasta hacerte la fase de la forma más rápida y espectacular posible y sentirte tan guay como el propio Sonic. Y aunque estoy de acuerdo en ciertos elementos como la espectacularidad y el sentirnos guays, hay cosas que no terminan de encajar.

A mi parecer, es un fallo de diseño, una contradicción: el juego te pide que vayas con el turbo tanto tiempo como puedas, pero luego te pone trampas que no te da tiempo a esquivar si vas rápido. Eso es algo que en ‘Sonic Colours’ se subsanó en cierta medida. El juego mantenía un ritmo veloz pero recuperaba muchos momentos de plataformas. Además el turbo ni era eterno ni era recomendable mantenerlo constantemente puesto si pretendías sobrevivir.

Bueno, que me voy por las ramas. El caso es que volvemos a las fases-autopistas espectaculares que vamos a tener que aprendernos de memoria. Y eso no es necesariamente malo, es ‘Unleashed’. Es muy vistoso, muy rápido y muy rejugable. Y lo más importante: funciona.

Sonic clásico

Después de volar a velocidad turbo por Green Hill decidí pasarme por su parte más nostálgica. Mi primer miedo era que la jugabilidad clásica mantuviera las físicas de ‘Sonic 4’, pero no, aquí Sonic no es de plomo.

Si bien creo que han hecho un buen trabajo con el Sonic clásico, hay que decir que NO es lo que era la trilogía original de Megadrive. Las físicas se acercan bastante y sin duda son mejores que las de ‘Sonic 4’, pero hay un par de problemas referentes al Spin Dash.

El primero es el control. Y es que al pulsar ‘abajo’ el juego suele interpretarlo como ‘diagonal’, lo que causa que Sonic ruede levemente hacia un lado en vez de agacharse. El segundo problema es la potencia. Podemos pulsar simplemente el botón ‘X’ (o ‘cuadrado’ en Ps3) y Sonic realizará un Spin Dash sin opción de ‘carga’ (el viejo truco de pulsar ‘abajo’ y muchas veces el botón para conseguir velocidad también vuelve en ‘Generations’). Claro que no es que sea necesaria, porque el Spin Dash da muchísima velocidad durante demasiado tiempo.

Pero dejando al lado esos problemas, estamos con un plataformas muy Sonic. No es estrictamente los juegos de Genesis, pero está cerca. Y es muy divertido y vistoso.

La versión portátil

La versión de 3Ds me sorprendió gratamente. No tenía muchas expectativas en ella y me alegro de estar equivocado. La demo incluía las zonas Green Hill y Mushroom Hill en clásico y moderno, además del jefe final de ‘Sonic 3’.

Curiosamente, y aunque supongo que es algo personal, la jugabilidad clásica me pareció más cercana a la original de Megadrive en 3Ds. Quizá sea por la cruceta patentada de Nintendo, la mejor de todas sin ninguna duda, pero el control del Sonic clásico me pareció prácticamente idéntico al de los primeros juegos de la saga.

Por su parte, el Sonic moderno está mejor encajado de lo que pensaba. Yo creí que estábamos ante un ‘Sonic Rush’ en 3D. Pero no, está más cerca del estilo clásico añadiéndole la implementación del turbo. Es un híbrido que funciona mucho mejor de lo que creía. Además, tiene sus momentos más espectaculares al final de cada fase: en Green Hill tenemos que escapar de un enorme tótem que se nos cae encima y en Mushroom Hill nos hacen grindar en tres dimensiones.

Y no, no voy a hablar sobre el efecto 3D porque lo odio. Jugué a la demo de Mario Kart con él y lo tuve que quitar porque me mareé cosa fina.

Puesta en común

Hay dos cosas que comparten ambas versiones. Dos grandes aciertos.

Por un lado, parece que cada nivel incluirá elementos únicos que variarán la jugabilidad tanto de actos clásicos como modernos. Por ejemplo en City Escape tenemos el skate o en Mushroom Hill los molinillos. Los tráilers reafirman ésto, puesto que hace poco hemos visto, por ejemplo, Planet Wisp, donde volveremos a tener la ayuda de los simpáticos alienígenas.

El otro aspecto increíble es la música. Si bien no pude disfrutarla en el Gamefest (puñetero ruido de ambiente), lo que he oído hasta ahora por la red es fantástico. Además, parece que tendremos la opción de usar distintas canciones para la misma fase, extraídas de distintos juegos. Sin hablar del arte desbloqueable y etcétera.

También me siento más tranquilo por lo que se refiere a la duración, puesto que se rumorea (pero de una fuente bastante interesante) que sólo completar todo el contenido de Sonic Clásico nos llevará entre 10 y 12 horas, así que sumad el del moderno. Tampoco estaba en la demo, pero sabemos que habrá distintas misiones por cada acto, recuperando los elementos de los ‘Sonic Adventure’.

Conclusiones

Sonic Generations va a ser un plataformas sólido y con un constante rescate de la nostalgia de los fans. Se llevará sus críticas porque la comunidad de Sonic a veces peca de ser demasiado exigente, pero el juego pinta muy bien. Espero que todos tengamos bien marcadita la fecha del 4 de noviembre para recuperar los 20 años de historia de un personaje tan grande como es Sonic the Hedgehog.

¡Os veo en el siguiente nivel!

Edit: Como os prometí, aquí está la entrevista. Sé que la calidad del audio es espantosa, pero los medios que llevamos nos han fallado estrepitosamente. El año que viene mejoraremos, prometido.

 

Acerca de Aero

Escritor y jugón empedernido. Una cabeza loca con actitud crítica y con ganas de aportar todas sus insensateces al maravilloso mundo del videojuego.

Publicado el 09/10/2011 en GAMEFEST 2011, Noticias y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: