Review: Ozone Strike

La vida es un juego gratuito. Por eso está plagada de bugs.

¡Hola, hola, amantes de los gadgets pijos para gamers! Esta semana he querido centrarme en otra clase de review. Porque muchos de nosotros también entendemos un poco de este mundillo de cachivaches electrónicos y nos gusta sentirnos poderosos incluso cuando escribimos con nuestro teclado. Por eso, esta semana echamos un vistazo al ‘Ozone Strike’.

Lo primero que tenemos que apuntar es que este teclado es mecánico. ¿Qué quiere decir eso? Siendo breve, es un tipo de teclado distinto a los teclados que solemos manejar en casa, que son los de membrana. Cada una de las teclas de los teclados mecánicos lleva su propio dispositivo (hechos por una compañía llamada ‘Cherry’), con su muelle y sus historias. En el caso concreto del ‘Strike’ atendemos a los pulsadores de la gama ‘black’, supuestamente pensados para jugadores al ser muy sensibles a la pulsación.

Diseño

Los teclados mecánicos no asombran por un diseño especialmente llamativo, lleno de lucecitas y esas cosas. Tienden a ser teclados sobrios, compactos, incluso me atrevería a decir que guardan un estilo retro. Y el ‘Ozone Strike’ no es una excepción.

No obstante, sí que tiene ciertos detalles que lo hacen único y le dan cierta estética ‘gamer’. Lo más evidente es que puedes sustituir las teclas WASD por otras en color rojo, para distinguirlas del resto. Por lo demás, os haréis una idea con las imágenes, pero puedo destacaros su elegante color negro, que la fuente de las letras tiene un aire futurista y que los indicadores luminosos del bloqueo de mayúsculas y demás vienen en color rojo.

Un pequeño detalle que no me ha gustado es que el plástico del que está hecho el teclado y el reposamuñecas (que no las teclas) mantiene las huellas de las manos. Si unimos eso a que el color negro hace más evidente el polvo y los pelos que va a acumular (y más si tienes un gato aficionado a ponerse encima del teclado), los maniáticos como yo vamos a pasarnos el día con un trapo limpiando el tecladito.

Uso diario

Como imaginaréis de alguien que escribe asiduamente en un blog, me gusta escribir. Por eso necesito que mi teclado me permita un uso cómodo y prolongado a la vez que una escritura fluida y agradable.

No os lo voy a negar, el paso a un teclado mecánico cuando has usado los de membrana toda la vida es complejo. Cuesta acostumbrarse a la separación de las teclas, a la sensibilidad que tienen y, sobre todo, a su rigidez.

Como decía antes, el teclado tiene teclas ‘Cherry Black’, que resultan ser las que más fuerza requieren para pulsarse dentro de la gama ‘Cherry’. Eso quiere decir que hay que encontrar una posición cómoda a la hora de escribir, porque si no vamos a notar una rápida fatiga en nuestros brazos y muñecas. Para ayudarnos a encontrar la postura adecuada, el teclado incluye un reposamuñecas que podremos poner o quitar y las típicas pestañitas que elevan el teclado.

Además, hay un pequeño problema común a muchos teclados mecánicos. Y es que algunas de las teclas grandes pueden emitir un pequeño chirrido al ser pulsadas. Esto se debe a que esas teclas utilizan unos estabilizadores que pueden hacer rozar un par de piezas de plástico (fuera del mecanismo). Pero vamos, que es normal y se pasa a los pocos días de uso.

Acostumbrarnos nos llevará entre un par de semanas y un mes. Pasado ese periodo de tiempo escribiremos a la velocidad de siempre o incluso más rápido. Y, lo mejor, con un sonido y un tacto que hacen de la mecanografía todo un placer.

Uso ‘gamer’

Se supone que el ‘Ozone Strike’ es un teclado pensado para jugar. La pregunta es ¿es ‘Strike’ el mejor?

Lo primero que hay que aclarar es que con cualquier teclado mecánico vamos a notar una mejoría a la hora de jugar. Las pulsaciones se notan mejor y se registran a medio camino, antes de bajar del todo, con lo que al final ganaremos tiempo de respuesta. Ahora bien, se supone que la gama ‘black’ es especialmente buena, tanto por la buena sensibilidad como por la rigidez.

El ‘Ozone Strike’ no es el único teclado con ‘Cherry Black’, pero sí que es el mejor en cuanto a durabilidad y a la relación calidad-precio. Está pensado para aguantar entre 5 y 10 veces más que un teclado convencional (50.000.000 pulsaciones), algo especialmente recomendable para soportar esa ira que tendemos a descargar los jugadores sobre el teclado. Además, todas las conexiones y contactos están bañados en oro, lo que debería facilitar una respuesta inmediata de nuestros comandos. Por último, el teclado puede registrar todas las pulsaciones simultáneas que queramos, algo que la mayoría de los teclados limitan a 5 ó 6 pulsaciones.

Pijaditas extra

Lo que queda por comentar son esas cosillas extra que ofrece este teclado además de su funcionalidad básica. Son las siguientes:

  • El hub USB incorporado en el teclado. Básicamente, ‘Strike’ incluye dos entradas USB que se conectan al ordenador mediante una sola, con lo que ganamos un puerto USB.
  • Del mismo modo, también incluye entradas para cascos y micro.
  • La tecla ‘Ozone’, que sustituye la tecla de Windows izquierda. Esto nos evita esas molestas pulsaciones de la tecla de Windows en momentos críticos (con sus consecuentes cabreos) y el uso de las teclas multimedia. Es decir, que es como los botones de ‘función’ de los portátiles. Sobre este punto conviene aclarar que no está del todo bien pensado: si hay que mantener la tecla ‘Ozone’ pulsada y luego ir a la tecla multimedia, lo más probable es que necesitemos las dos manos para ello. Y hacer eso para cambiar de canción mientras estás jugando…
  • Adaptador USB/PS2, la función de pulsación simultánea que he comentado antes sólo funciona en la entrada PS2.

No quería concluir sin antes mencionar que he echado en falta la retroiluminación y algún botón de macro. Si bien no son un par de carencias cruciales, no habrían estado de más. Además de ser comunes a muchos de los teclados para jugones.

Conclusiones

Como podéis comprobar, el ‘Ozone Strike’ no es un teclado recargado, ni lleno de pijadas o de funciones extra. Es un teclado sencillo, bien acabado, compacto, y que desempeña sus funciones como debe. Además, es uno de los pocos teclados mecánicos que se venden en España.

Podéis encontrar el ‘Ozone Strike’ a un precio de unos 80€. Y os puedo asegurar (tras unas largas y exhaustivas búsquedas en Google), que no vais a encontrar mejor producto en relación calidad-precio que éste.

Si tenéis intención de darle una oportunidad a los teclados mecánicos (cosa que os recomiendo), éste es una gran opción.

Os dejo con el hilarante unboxing que os he preparado:

¡Nos vemos en el siguiente nivel!


Acerca de Aero

Escritor y jugón empedernido. Una cabeza loca con actitud crítica y con ganas de aportar todas sus insensateces al maravilloso mundo del videojuego.

Publicado el 05/05/2012 en Reviews y etiquetado en , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: