Parecen ‘apps’, pero son videojuegos

NewsPleaseOK

Hace poco descubrí una serie de apps para iPhone de nombre Carrot. En apariencia, son las típicas aplicaciones destinadas a motivarte de cara a alcanzar un objetivo concreto: una te ayuda a completar tareas pendientes; otra, a levantarte por la mañana; una tercera, a bajar kilos…  ¿Y cómo te ayudan? El método es curioso: las aplicaciones emulan ser una especie de robot con una avanzada inteligencia artificial que ‘interactúa’ contigo.

Para lograr su objetivo (por ejemplo, que te despiertes de una puñet… vez), este robot se vale de muchas de las funcionalidades del teléfono de Apple: te obliga a girar el terminal, agitarlo, pellizcar ciertos objetos en la pantalla o moverlos, etc… todo para que deje de sonar su estridente alarma robótica. Con tanto follón, ha logrado que te espabiles y salgas de la cama. En el caso de la app para cuidar la línea, Carrot te felicita –en un perfecto inglés, eso sí- cada vez que pierdes peso, se enfada -y mucho- si llevas tiempo sin hacer ejercicio y hace comentarios jocosos mientras realizas alguna de las desternillantes pruebas que propone para ponerte en forma. Queda lo mejor: estas apps te dan puntos de experiencia cada vez que haces algo bien, te premian cada vez que subes de nivel e incluso tienen una lista de trofeos (o logros), que puedes ir desbloqueando a modo de retos, de forma opcional. Os suena, ¿eh?

 

 

Lo de estas aplicaciones es sólo un ejemplo (el último que he visto) pero hay muchos más. De hecho, desde la llegada y, sobre todo, la popularización de los teléfonos inteligentes –o smartphones-, venimos viendo cada vez más muestras de esta difusa frontera entre videojuegos y aplicaciones que, en teoría, no son para jugar pero que en la práctica, en su forma de interactuar con el usuario, son de facto videojuegos.

Dejar de fumar es un juego… ¿de niños?

Bueno, un juego de niños no, porque los niños no fuman. Y porque dejar de fumar no es fácil y se supone que los juegos de niños sí lo son. En cualquier caso, dejar de fumar sí puede ser un juego… es al menos lo que propone Kwit. Primera app en la que encontré trofeos, sin ser un videojuego. Esto me descolocó, pero al tiempo pensé: “¿Qué coj…? Es una idea buenísima”. Conforme pasan las horas, o los días, sin encender un cigarrillo, la app te premia y te recuerda los beneficios que supone para tu cuerpo llevar equis tiempo sin fumar. Aunque he de confesar algo: en mi caso, no funcionó. Pero a ti, querido lector fumador, quizá sí te sirva. Kwit, o cualquier otra.

 Cómo ser alcalde… sin presentarte a las elecciones

Hay tres opciones: tomas el Ayuntamiento en la vida real (no recomendado), tomas el Ayuntamiento en un videojuego, o bien… te descargas Foursquare y haces check-in cada día que pases en tu ciudad. Si eres constante, pronto esta red social/aplicación/videojuego te premiará con la alcaldía de tu ciudad. No necesitas ni un solo voto. Y además puedes hacerte alcalde de cualquier sitio al que vayas -en la vida real- con frecuencia. Si eres alcalde de 10 sitios, te dan una medalla. Y hay medallas de casi todo: por ir mucho a la pizzería, medalla. Por ir a una discoteca y luego a la oficina, medalla. Por ir a muchos cumpleaños, medalla. En realidad, todo esto de las medallas y las alcaldías de Foursquare es una soberana tontería. Pero engancha un poco. Y eso es lo que hacen los buenos videojuegos. Engancharte un poco. Picarte, hasta que lo consigas todo.

 Sal a correr… o serás pasto de los zombies.

El running está de moda. Hasta el más perro de tu grupo de amigos quiere ahora hacerse una diez mil, si no media maratón. Hasta cierto punto, es comprensible: corriendo pierdes peso, ganas salud, es gratis, puedes hacerlo a cualquier hora y en cualquier lugar, y al acabar, la liberación de endorfinas te genera más felicidad que la liberación de Willy. Pero hay un problema: a veces, especialmente si estás en el sofá tirado, cuesta reunir la motivación suficiente para levantarse, enfundarse las Nike y salir del dulce hogar para ponerse a correr por ahí, porque sí. Pero… ¿Y si de repente se produce un apocalipsis zombie en tu barrio? Los muertos vivientes han invadido las calles y están entrando en tu casa. ¿Correrías? ¡VAYA QUE SI CORRERÍAS! Pues es lo que propone Zombies, Run. La aplicación-juego recrea vía auriculares una verdadera hecatombe zombie a tu alrededor (de momento, sólo en inglés, eso sí). Cuanto más corres, más posibilidades tienes de sobrevivir… y de reunir provisiones o equipo para ti y el resto de supervivientes. Piensa en todo lo que has corrido mentalmente con Resident Evil o Dead Rising. Ahora piensa cómo estarías de fibrado si los hubieses corrido de verdad. Pues eso.

 Joder. Ahora que lo pienso, la mitad mis apps podrían ser videojuegos

En cierto sentido, sí. Toda ‘app’ que precise de una interactividad activa con el usuario, prolongada en el tiempo, y que nos proponga retos, que nos premie y que nos enganche, puede ser en realidad un videojuego. Y eso engloba muchas ‘apps’. Se acabó la época en la que jugar a un videojuego era algo minoritario, casi marginal. Ya ni siquiera necesitas comprarte un ordenador en condiciones, o una Nintendo DS; tan sólo un teléfono móvil algo moderno. Ni siquiera tienes que bajarte el Angry Birds o el Apalabrados. Piensa en tu madre, en tu jefe, en ese señor tan serio de tu banco al que no ves con un mando de Xbox en la mano ni en broma. Si puedes, mira las apps que tiene en el móvil. Fijo que al menos una de ellas es un videojuego. Solo que él, quizá, aún no lo sabe.

(Por cierto, si quieres completar la lectura de este post al 100% y lograr así el trofeo “Lector participativo”, tienes que escribir un comentario. Sí, amigos, me habéis pillado. Esto no era una entrada de blog. También era un juego.)

¡Nos vemos en el siguiente nivel!

 

 

Publicado el 14/07/2014 en Newspapers, please y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Javier Tovar

    Twitter es el videojuego más popular del mundo, en vez de monedas o rings hay RTs. Mindblowned.

  2. jaja Visto así… la verdad es que todo lo 2.0 tiene algo de videojuego. Cada like del Facebook bien podría ser un 1up.

  3. ¡Qué bien me viene esta entrada para gamificarme el gimnasio! xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: