Asesinos por el mundo: Assassin’s Creed

Arbol_Juegologico

Cuando uno quiere saber algo de historia, generalmente trata de buscar información ya sea en una biblioteca o en internet. Sin embargo, los videojuegos también pueden servirnos para acercarnos a la historia de una manera diferente, en este caso, tomando el control de un asesino: eso sí, un asesino justiciero. Assassin’s Creed ha conseguido este propósito durante estos último años, y a continuación te dejamos con un repaso a todas las aventuras que estos justicieros mortales han recorrido.

El príncipe asesino

Nos situamos en el año 2003. Patrice Désilets, empleado de Ubisoft, acababa de terminar de trabajar como director creativo para Prince of Persia: the Sands of Time. A raíz del éxito del título, la compañía le encargó el desarrollo del próximo título del príncipe. Désilets trataba de buscar la nueva fórmula del nuevo juego, cuando recordó las historias sobre sociedades secretas de un libro que había leído hace tiempo. La preferida de Désilets era aquella que trataba sobre una sociedad secreta de asesinos musulmanes del siglo XI, por lo que con dicha idea en mente, comenzó a desarrollar la idea en forma de videojuego.

Durante un año, el título mantuvo su título provisional de Prince of Persia: Assassin. Durante esta etapa, el protagonista aún conservaba sus rasgos principescos, algo que no acababa de convencer a Désilets, por lo que poco a poco fue perdiendo ese espíritu para convertirse en el que acabaríamos conociendo como Altaïr.

AssassinsCreedAltair

Concebido ya como Assassin’s Creed, Désilets y el resto de su equipo comenzaron con el desarrollo en pleno. El título se concibió desde un primer momento para las consolas de la entonces nueva generación formada por PlayStation 3, Xbox 360 y PC, plataformas para las que salió el título finalmente. Esto se debía principalmente a las exigencias de potencia que requería el juego, tales como la cantidad de personas que podían aparecer durante un escenario.

La historia de Assassin’s Creed nos pone en la piel de Desmond Miles, un camarero de bar que de un día para otro es secuestrado por la compañía Abstergo como sujeto de prueba para su nuevo dispositivo: el Animus, una máquina que permite a su usuario recordar las memorias de sus ancestros. Esta selección no resulta tan aleatoria, ya que resulta que Desmond es el descendiente de un asesino del siglo XII, Altaïr Ibn-La’Ahad, que pertenece a una hermandad de asesinos en Jerusalem. Altaïr tendrá como misión acabar con algunos de los altos mandos de los Templarios, aunque según avance la historia, se irá topando con más enemigos y tramas mucho más enrevesadas de lo que habrían parecido en algún momento.

La innovadora mecánica del juego así como su concepto llamaron la atención de la mayoría de los jugadores y los medios. El juego recibió críticas en su mayor parte positivas, que reconocían una historia y control excelentes, aunque la mayoría de ellos también compartió la negativa visión sobre la jugabilidad, tachándola de repetitiva y, por tanto, aburrida.

La bella e mortali Italia

El equipo de Désilets ya tenía puesta las miras en la siguiente entrega de Assassin’s Creed con el primer título ya despachado en tiendas. Visto que el interés histórico que representaba el primer juego, con la Tercera Cruzada, el equipo de Ubisoft buscaba una nueva ambientación histórica que hubiera sido clave para el mundo. Esta búsqueda les llevo directos al Renacimiento del siglo XV de Italia, donde los cambios en todo tipo de campos, ya fuera políticos, religiosos o artísticos estaban teniendo lugar y cambiando la concepción de la población sobre el mundo.

Teniendo esto en cuenta y las críticas vertidas en el juego de Altaïr, Désilets y su equipo se pusieron manos a la obra. Respecto a jugabilidad, los esfuerzos se enfocaron a mejorar la estructura del juego, así como el sistema de misiones. Las misiones ahora serían mucho más variadas que en el primer título, y mucho más vinculadas a la historia del juego. Además, se trataron de ampliar el arsenal de armas, las formas de asesinar, las formas de resolver los escenarios, etc.

(Atención: a partir de aquí puede haber spoilers sobre la historia de los juegos) Tras haber descubierto en el anterior juego que Abstergo estaba formado por los descendientes de los Templarios a los que tantos quebraderos de cabeza causó Altaïr, y que estos sólo iban en busca de las Frutas del Edén, Desmond escapa con Lucy, que resulta ser una asesina. Tras su fuga, se reúnen en una base secreta donde Lucy y su tropa tienen un Animus 2.0. Una vez más, Desmond deberá usar la máquina para volver a los recuerdos de su ancestro. En esta ocasión se trata de Ezio Auditore da Firenze, un joven que busca la venganza de su familia tras el asesinato de su padre y hermanos, a causa de un golpe de Estado. Será su tío Mario quien empiece a formar a Ezio como asesino, así como de informarle de aquellos que han traicionado a su familia.

AC2_Ezio_in_crowd

Corregida la jugabilidad y amenizando las misiones del juego, Assassin’s Creed II consiguió notas mucho más positivas que su predecesor, alcanzando el sobresaliente en la mayoría de los medios. Una vez más, aspectos como la historia o la facilidad de manejo fueron aplaudidos por los diferentes críticos. La única crítica que tuvo más repercusión fue la inclusión del DRM en la versión de PC, que obligaba al jugador a mantener una conexión permanente a Internet para poder disfrutar del juego. Debido al gran número de quejas, Ubisoft terminó por modificar este aspecto un año después mediante un parche, en el que la conexión a Internet sólo se requería nada más ejecutar el juego.

Pero las historias de Ezio no acababan aquí. Incluso antes de publicar esta segunda entrega, el equipo de Désilets ya se encontraba trabajando en la siguiente, que esta vez no sería una entrega numerada sino que recibiría el sobrenombre de Brotherhood. La gran novedad de esta entrega es que Ezio podía valerse de otros asesinos, bien para ayudarle en sus misiones o mandarles a realizar alguna secundaria.

La otra gran novedad es la inclusión de un modo multijugador por primera vez en la saga. En este modo, los jugadores toman el papel de Templarios en entrenamiento en Abstergo, y en los diferentes modos de juegos pueden enfrentarse o competir entre ellos.

1341654

La historia del juego retoma el final de la anterior entrega, pero una vez acaba esta entrega tampoco supone el final del legado de Ezio, ya que Ubisoft, animado ante a una nueva oleada de buenas críticas, decidió concluir su historia en una tercera historia bajo el sobrenombre de Revelations.

Retomando la historia una vez más desde los acontecimientos de Brotherhood, Ezio seguirá en su camino por la búsqueda de los Frutos del Edén, mientras que Desmond seguirá combatiendo desde el Animus a Abstergo. En esta entrega sin embargo también volveremos a retomar el control de Altaïr, al que podremos retomar control durante ciertas partes de la historia ya que resultará de suma importancia para el desarrollo del juego.

Las novedades del juego, tales como el hookblade, fueron pocas en cantidad, lo que en parte le provocó una bajada en las críticas recibidas. Mientras que muchos de ellos afirmaban que se trataba de un buen juego, señalaban la falta de innovación que habían caracterizado a la segunda entrega y a Brotherhood.

AssassinsCreedRevelations_Hero_vf3

América, tierra de libertad

Tras finalizar el desarrollo de Assassin’s Creed II, Brotherhood no fue el único proyecto que Ubisoft tenía relacionado con la saga. Ya desde entonces, un nuevo arco se abría alejado bastante de tierras italianas, cruzando el Atlántico y desembarcando en plena América del siglo XVIII.

Desmond una vez más se encontrará con uno de sus ancestros: en esta ocasión, el joven Ratonhnhaké:ton, o Connor para los amigos. Connor es hijo de un Templario y de una mowhak, y se verá envuelto en pleno ataque de los Templarios hacia su pueblo natal, momento desde el que se irá forjando como asesino.

assassins-creed-iii

En esta ocasión el escenario de juego ha sido ampliado en un 150% respecto a Brotherhood, pudiendo recorrer Nueva York, Boston e incluso partes del Mar del Caribe. Además, no solo la ciudad, sino que Connor puede merodear por el bosque, donde puede toparse con animales salvajes a los que deberá enfrentarse. Tanto las ciudades como los bosques además pueden sufrir cambios climáticos que afectarán a las habilidades de Connor: la visión se entorpecerá los días de niebla, o no se podrá correr tan rápido si el suelo está cubierto de nieve.

El juego una vez más recibió notas positivas similares a los anteriores títulos. La amplitud de escenarios así como la historia fueron de los aspectos más reconocidos por la crítica, mientras que algunas señalaban la fallida puesta en marcha del sistema de misión y recorrido de juego, que de alguna forma recortaban la libertad que había estado presente en anteriores entregas.

Mientras que Assassin’s Creed III salía para las principales plataformas de mesa (incluyendo por primera vez la plataforma de Nintendo, Wii U), PS Vita recibió por su parte Assassin’s Creed III: Liberation. Connor aquí se hallaba ausente para dejar paso a la primera protagonista femenina de la saga: Aveline de Grandpré.

acl_screenshot_02tcm2953980

A diferencia del resto de la saga, en este título sólo controlaremos a Aveline, que tratará de derrocar la reciente toma de poder española en Nueva Orleans sobre la francesa, después de que el ejército francés haya perdido la guerra y haya cedido la ciudad. Aveline descubrirá de que todo se trata de una negociación entre los gobernadores, y tomará cartas en el asunto para detener la treta.

El título exclusivo no logró alcanzar las buenas críticas que sus antecesores, rozando medias del 60-70%. Mientras que la jugabilidad fue altamente aceptada, el desarrollo de la historia no pareció convencer a la mayoría de la crítica, que apuntó a una falta del encanto que tenía en el resto de entregas. Pese a todo, el título fue relanzado posteriormente para PlayStation 3, Xbox 360 y PC en HD.

Ubisoft continuó trabajando en la saga que ya se había establecido como anual, o incluso menos si contamos con todos los spin-offs y demás contenidos adicionales que se iban añadiendo a los juegos ya existentes. Llegó así un año más tarde la cuarta entrega Assassin’s Creed IV: Blackflag.

Assassins-Creed-IV

En esta ocasión contábamos con un nuevo protagonista vinculado con Connor, ya que se trata de su abuelo Edward Kenway, un pirata que tratará destapar la conspiración tramada por los Templarios de los ejércitos de Inglaterra y España. En esta ocasión, al igual que ocurría en Liberation, Desmond no será controlable, ya que después de que Abstergo descubra que para usar el Animus no se necesita la presencia de la persona de la que se quieren extraer recuerdos, ésta se valerá de una secuencia del ADN de Desmond junto a un empleado para recuperar los recuerdos de Edward.

La libertad del jugador volvió a trabajarse como aspecto a mejorar debido al resultado final de la tercera entrega, y en este aspecto el juego toma similitudes del primer título de la saga en cuanto a libertad de movimiento. Uno de los aspectos más llamativos del juego es el Jackdaw, el barco que Edward capitanea y que aparecerá en numerosas ocasiones a lo largo de la aventura.

La crítica en general se mostró a favor de Blackflag, al que destacó las mejorías de jugabilidad que poseía tras unos breves bajones de calidad sufridos en Revelations y en la tercera entrega. Gráficos, batallas navales y el sistema de misiones fueron los puntos más valorados. Sin embargo, la historia continuó sin convencer a muchos de los medios, que la destacaban como aspecto más flojo del juego.

Asesinatos pendientes

En estos momentos tenemos dos títulos que saldrán próximamente. El primero de ellos es Assassin’s Creed Rogue, que supondrá el cierre de la saga norteamericana. En esta ocasión, controlaremos a Shay Patrick Cormac, un joven perteneciente a la Hermandad de asesinos que será traicionado por sus compañeros. Como venganza, se unirá a los Templarios como un cazador de asesinos. Este título llegará en noviembre de este mismo año.

page

Por otra parte, Assassin’s Creed Unity será el primer título de la franquicia que llegará a las consolas de nueva generación, PlayStation 4 y Xbox One. La acción vuelve a Europa, concretamente a Francia durante la Revolución Francesa, donde tomaremos el papel de Arno Dorian, un joven adoptado por Templarios pero descendiente de un asesino. Arno se acabará uniendo a la Hermandad de asesinos e irá escalando puestos mientras adquiere habilidades.

La gran novedad de Unity será además el multijugador cooperativo durante la aventura principal, donde hasta cuatro jugadores podrán jugar conectados por Internet y llevar a cabo juntos sus estrategias de asesinato. Unity también saldrá a la venta este noviembre.

Acerca de Borja Duret

Nací en el 92 y soy muchas cosas, entre las que no se encuentra ser jugador de voleibol. Me he formado como periodista y mis pasiones principales son los videojuegos y la música. También soy bastante majete, según dicen.

Publicado el 03/09/2014 en El árbol juegológico y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: