No apto para vegetarianos: Super Meat Boy

Pixel_Autor

A este chico lo tratan como un verdadero trozo de carne. Sin tener mucha idea de sobre qué juego iba a escribir para este Píxel de autor, repesqué el otro día esta pieza creada por “Team Meat”, el escudo de Edmund McMillen y Tommy Refenes. Sin estar convencido del todo, le di una oportunidad y volví a jugarlo. Pues bien, perdí prácticamente toda la tarde enganchado con el dichoso juego, hasta que finalmente me di por vencido. Una derrota de las que duelen, sin duda.

Y es que la principal baza de “Super Meat Boy” es la adicción que genera. A primera vista, no es más que un cuadradito rojo al que tienes que guiar hasta un cuadradito rosa, todo muy sencillo. El problema de este juego de plataformas es que poco a poco va aumentando su nivel, hasta hacer prácticamente imposible, y sobre todo muy, muy desquiciante.

Detrás de los niveles hay además una historia de amor que podría superar las expectativas del propio Federico Moccia. La razón por la que este trocito de carne sangrienta arriesga su vida miles y miles de veces es para salvar a su amada, “Bandage Girl”, que es capturada una y otra vez por un genio del mal, el “Doctor Fetus”, un verdadero feto que se encuentra dentro de una especie de máquina que imagino que será una incubadora porque… mira, da igual.

Super Meat Boy

El caso es que tenemos que ir desde un punto A hasta un punto B, que es donde se encuentra la susodicha. Parece fácil, pero por el camino nos encontraremos diversos obstáculos, desde sierras gigantes hasta extraños seres gelatinosos que harán que el cacho carne salte por los aires. Lo único que podremos hacer para superar los retos es evitar que no nos toque absolutamente nada, saltar y deslizarnos a través de las superficies. Esto último, y para satisfacer las necesidades de los aficionados del gore, lo hará dejando tras de sí restos de sangre, hasta empapar cada superficie del mapa. Consta de siete capítulos, cada uno con varios niveles, incluido un jefe final. Como ya se ha mencionado antes, según se vaya avanzando durante la aventura, la cosa se pondrá cada vez más fea.

Otro motivo para probar este juego independiente es la gran variedad de opciones que aparecen a lo largo de la aventura, que van desde la posibilidad de elegir a nuevos personajes hasta la aparición de nuevos niveles aún más caóticos. Todo ello, acompañado de una sintonía (muy, muy repetitiva), creada por Danny Baranowsky, que hará que te termines echando chispas.

Super Meat Boy

Una de las opciones más entretenidas es la de intentar terminar los niveles a contrarreloj, que normalmente no supera los diez segundos, lo que hace la aventura aún más complicada. Otra opción para aquellos a los que se queden con más hambre de “Super Meat Boy” es la de superar la versión “oscura” de cada fase, en donde prácticamente solo falta que aparezca el bueno de Chuck Norris a destrozarnos física y psicológicamente.

Por lo que se puede apreciar a simple vista, es un videojuego sencillo, de dos dimensiones, apto para todo aquel que quiera enfrentarse a un verdadero reto (no tanto como el de “You have to burn de rope”, pero al menos lo intentan). No vais a encontrar el sentido de la existencia aquí, ni va a ser, seguramente, un juego que recordaréis durante toda la vida por su historia, ni por sus gráficos, ni por su estilo. Pero tiene algo que no todos las obras de hoy en día pueden proporcionar: diversión, pura y divina diversión.

Vamos con la conclusión, ya que poco más queda por decir de este divertido juego. Lo mejor: la rejugabilidad y la dificultad, que unidas, aseguran horas y horas de entretenimiento. Lo peor: si eres poco habilidoso, este juego se te va a hacer imposible. La mecánica es exactamente la misma durante todo el juego.

Publicado el 10/09/2014 en Píxel de autor y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Clásico entre clásicos sin duda. Si el desarrollo independiente necesitara una bandera, Meat Boy estaría en ella

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: