El rey de la jungla: Donkey Kong

Arbol_Juegologico

Los monos siempre han sido una parte importante de cualquier historia. En la de la humanidad, se dice que son de los primeros eslabones de los que viene el hombre. En el cine, King Kong siempre será una de las películas más reconocidas. ¿Y en los videojuegos? Pues también tenemos a nuestro propio mono: Donkey Kong es uno de aquellos personajes que suelen salir a la luz antes o después, y aquí repasamos su historia.

Comienzos malvados

Todo conocedor del mundo de los videojuegos sabrá ya que la primera aparición de Donkey Kong en las consolas no fue en el papel de héroe protagonista, sino todo lo contrario: Donkey Kong fue el primer malvado al que Mario, por aquel entonces Jumpman, tenía que derrotar para salvar a su amada Pauline.

El juego recibía el título tras el nombre de nuestro amigo gorila, Donkey Kong, y se lanzó el 9 de julio de 1981 en las diferentes máquinas recreativas en Japón, aunque a lo largo de los años el juego sería porteado en las diferentes plataformas de Nintendo.

dk-jp

El juego recibió dos secuelas: la primera de ellas, Donkey Kong Jr., nos ponía en la piel del hijo de Donkey Kong, Junior. Esta vez las tornas cambiaban: tras los acontecimientos del juego anterior, Donkey Kong se encuentra atrapado por Mario, cuya aparición es la única en la historia en la que el fontanero es representado como el antagonista; así, Junior tratará de rescatarle. En vez de saltar barriles para alcanzar la parte superior de la pantalla, Junior tendrá que atravesar lianas y plataformas hasta llegar a la jaula custodiada por Mario. Después de este juego, Junior únicamente volvió a aparecer en Super Mario Kart para Super Nintendo, y a partir de entonces, Donkey Kong no volvió a tener ningún hijo, para mala suerte del pobre Junior.

La segunda secuela recibiría el nombre de Donkey Kong 3, en la que Donkey Kong volvía por última vez a su puesto de malo malísimo. En esta ocasión el macaco se había colado en el invernadero de Stanley, de quien tomábamos el control. Donkey Kong, y su amabilidad que no lo caracteriza, tenía como objetivo destruir nuestras plantas lanzando diferentes tipos de insectos. Armados con un spray anti-insectos, repelíamos tanto a los bichos como al mono, poniendo a salvo toda nuestra plantación.

Tiempos de Country

Unos 10 años más tarde, Nintendo vio la oportunidad de revivir a uno de sus estandartes que le ayudaron a alzarse en el mundo de los videojuegos. Para ello, la compañía decidió acudir a una pequeña desarrolladora británica junto a la que darían a Donkey Kong un nuevo aspecto: Rare.

Nintendo había estado experimentando con una tecnología 3D poco vista por aquel entonces, principios de los años 90. Con esta tecnología en mano, la ofreció a los desarrolladores de Rare a los que encomendaron la misión de desarrollar un juego para Donkey Kong.

La tarea no fue sencilla, ya que el personaje de Donkey Kong apenas carecía de una profundidad en aspectos tales como historia, personajes o incluso hábitat. Así, Rare se vio involucrada en darle al personaje un carácter, a añadirle compañeros y rivales, y dotar de escenarios por los que el mono pudiera trotar de un lado para otro.

Super Nintendo Donkey Kong Country Front Cover

Para el desarrollo de este primer título, por ejemplo, Rare desarrolló al ya conocido por todos Diddy Kong, fiel compañero de Donkey. Diddy Kong se concibió con la idea de ser una versión actualizada de Junior, el extinto hijo de Donkey Kong, pero Nintendo no vio con buenos ojos que el personaje fuera nombrado así ya que le resultó completamente distinto. Así, Diddy Kong fue re-concebido como el sobrino de Donkey Kong que le acompañaría durante esta primera aventura.

Otros personajes característicos serían añadidos como Rambi, Expresso, Enguarde, Winky o Squawks, animales repartidos por los diferentes niveles que echarían una mano a los monos sirviendo de transporte, aportando pistas, etc.

La misión de Donkey y Diddy en este primer juego consiste en recuperar toda su provisión de plátanos, que han sido robadas por los Kremlings, una especie de cocodrilos andantes, capitaneados por el malvado King K. Rool.

El juego, lanzado en 1994 para SNES, fue un éxito total, recibiendo las notas más altas de la crítica así como del público, llegando a vender más de ocho millones de copias y posicionándose así como uno de los juegos de 16 bit más vendidos de toda la historia.

TM_GBA_DonkeyKongCountry2

Un año más tarde, Rare ya tendría preparada la secuela del título, Donkey Kong Country 2: Diddy’s Kong Quest. En esta ocasión Donkey sería raptado por el enemigo final del anterior juego, King K. Rool, y su sobrino Diddy tomaría el papel protagonista para rescatarlo. Pero tal y como Donkey contaba con un fiel compañero, Diddy en esta ocasión contará con la colaboración de su novia, Dixie Kong, para recorrer los niveles en busca de su tío. Al igual que en el anterior juego, una serie de animales así como otros miembros de la familia Kong ayudarán a nuestros protagonistas a lo largo del juego, facilitando las cosas. Y una vez más, el juego cosechó un éxito inmediato tanto entre la crítica como el público.

Visto el éxito, Rare se animó a continuar la producción con una tercera entrega que cerraría el ciclo de juegos de Donkey Kong para SNES: Donkey Kong Country 3: Dixie’s Kong Double Trouble! dejaría ahora a Dixie Kong como principal protagonista, tras que su novio Diddy y el recién rescatado Donkey desaparezcan misteriosamente tras uno de sus viajes. Dixie decide contar con la ayuda de su primo Kiddy Kong para embarcarse en una nueva aventura donde tendrá como objetivo resolver el misterio de la desaparición de los Kong.

En esta ocasión la jugada ya no le salió tan bien a Rare, con un título que, aunque exitoso en ventas, no cautivó a la crítica de la misma forma que lo consiguieron los otros dos títulos.

La familia Kong al ataque

Tras tres títulos exitosos en SNES, era hora de que Donkey diera paso a la siguiente plataformas de Nintendo. Así, Rare se juntó una vez más con Nintendo para desarrollar un juego del mono para Nintendo 64, naciendo así de esta unión Donkey Kong 64.

1259808-donkey_kong_donkey_kong4

Donkey Kong 64 se alejaba de la saga Country en el aspecto de que se dejaba el scroll lateral para pasar a un entorno 3D de libre movimiento. Comenzábamos controlando a Donkey Kong, pero a lo largo del juego desbloqueábamos a otros cuatro personajes, todos ellos necesarios para completar el juego. Volvía así el fiel compañero de Donkey, Diddy Kong, mientras que los tres miembros restantes eran nuevas incorporaciones a la familia Kong: Lanky, Tiny y Chunky. Cada uno de ellos contaba con una serie de habilidades diferentes.

Una vez más, el malo malísimo era King K. Rool, que trataba de destruir la isla donde vivía toda la familia Kong. Así, diferentes jefazos tratarán de parar los pies a los gorilas durante el transcurso del juego, todos ellos pertenecientes a la raza de los Kremling. El juego además ofrecía un modo multijugador para cuatro jugadores, con seis modos diferentes de juego.

La crítica se portó bastante bien con el juego en general, otorgándole puntuaciones relativamente altas. Pese a todo, mientras que se aplaudía por figurar como un gran título de plataformas, fue algo criticado negativamente debido a la dificultad que se ofrecía en ciertas partes del juego, además de andar algo falto del “encanto” que en su día había ofrecido Donkey Kong Country.

Poco después del lanzamiento de este juego en 1999, Rare cortó relaciones con Nintendo y cedió todos los derechos del personaje a la compañía de Mario, con quien los había compartido desde la concepción del título de SNES. Esto supuso en un breve parón de la saga, que hasta 2004 no se volvió a ver revitalizada.

Con bongos y a lo loco

Nintendo Game Cube salió a la venta en 2001, y más allá de la aparición de nuestro mono en Super Smash Bros. Melee poco más se había vuelto a saber de él. Fue hasta finales de 2003 cuando el mono nos sorprendió con un título no de aventuras o plataformas, sino musical.

Donkey_Konga_Artwork_2

Donkey Konga, desarrollado por Nintendo y Namco, apareció en el mercado junto a unos bongos que se conectaban al mismo puerto que el mando de la consola, y que servía para meternos de lleno en el título que nos ofrecía acompañar rítmicamente una serie de canciones, que Donkey y compañía aparecían animando en pantalla. Aunque el título tuvo lanzamiento mundial, la lista de canciones variaba drásticamente entre territorios: mientras en Japón la mayoría de melodías pertenecían a un pop nipón o incluso extraído de series de anime, el repertorio norteamericano y europeo consistía principalmente en éxitos de todo estilo musical pero más cercanos a los públicos de cada mercado.

Donkey Konga tuvo un total de tres títulos, aunque el tercero de ellos sólo fue lanzado en Japón. Todos ellos llevaban consigo los bongos de regalo, para facilitar la adquisición de estos y disfrutar mejor el juego, aunque también eran compatibles con el mando habitual de Game Cube.

En 2004, sin embargo, el público seguía extrañando las aventuras tradicionales del gorila, por lo que Nintendo, esta vez a solas, creó un nuevo título de scroll lateral: Donkey Kong: Jungle Beat. Este título, sin embargo, también se creó con la idea en mente de utilizar los bongos como mando principal para el juego, aunque también se podía optar por utilizar el mando tradicional.

_-Donkey-Kong-Jungle-Beat-GameCube-_

Sin embargo, por extraño que resulte, el control mediante bongos resultó bastante aceptable. La crítica aceptó generalmente el juego, ofreciendo notas bastante altas, aunque muchos de ellos señalaron la duración del juego, que podía completarse en pocas horas sin mucha dificultad.

El juego sería posteriormente relanzado para Wii junto a otros títulos de Game Cube como parte de aquellos adaptados a los controles de los nuevos mandos.

Un golpe bajo sirve para volver por todo lo alto

Los siguientes años de Donkey Kong sufrieron un gran golpe bajo con el lanzamiento del siguiente título del gorila. Principalmente desarrollado para Game Cube, un nuevo título que utilizaría de nuevo los bongos estaba en desarrollo para Donkey, que esta vez se pasaba a las carreras.

Donkey Kong Barrel Blast ofrecía así una serie de carreras protagonizadas por los distintos monos de la saga, que se movían por los circuitos valiéndose de unos vehículos formados por una especie de bongos con locomoción. El lanzamiento del juego finalmente fue pospuesto y rediseñado para Wii, eliminando el control por bongos y sustituyéndolo por el mando de Wii y el nunchuk.

Wii - Donkey Kong Barrel Blast - Title Screen

Cabe decir que el juego supuso un completo fracaso: la mayor parte de la crítica suspendió en puntuación al juego, alegando que el control no había sido adaptado bien, además de ofrecer unos gráficos bastante desfasados.

Con Donkey Kong por los suelos tras este título, una nueva compañía decidió coger las riendas y aliarse con Nintendo para desarrollar un nuevo título. Aparece así en escena Retro Studios, que aparte de Donkey Kong, supondría una importante alianza con Nintendo al desarrollar otros títulos como algunos de la saga Mario Kart o Metroid Prime.

Retro Studios decidió así revivir la saga que había convertido a Donkey Kong en lo que es: nació así Donkey Kong Country Returns. El scroll lateral volvía a ser así la principal forma de juego, en el que Donkey y Diddy trataban de hacerse de nuevo con todos los plátanos que les habían sido sustraídos, esta vez no por los Kremling sino por los Tikis, una serie de máscaras que han hipnotizado a los animales de la jungla para ponerlos en contra de los Kong.

Nintendo_DKCR_Wallpaper04_1024x768

Fue buen paso el que dio Retro Studios, ya que el juego consiguió unas notas altas similares a las que consiguió en su día la saga Country. Pese a que la mayoría agradeció al vuelta a los orígenes del gorila, algunos criticaron el diseño de niveles así como el control mediante el mando de Wii. Además, a causa de el buen recibimiento del juego, el título fue relanzado para Nintendo 3DS, y ofrecía un mundo con nuevos niveles así como un modo de juego más fácil.

El éxito de Returns sirvió además para que Retro Studios desarrollase un título adicional, esta vez para Wii U: Donkey Kong Country: Tropical Freeze. El juego se estructura de similar manera al título de Wii, siendo esta vez los enemigos principales los Frigómadas, un grupo de vikingos animalizados que han invadido la isla de los Kong convirtiéndolo en un paraíso helado. Donkey Kong y su familia serán los encargados de echar a los Frigómadas y volver a restaurar la isla a su estado natural.

donkey-kong-country-tropical-freeze-walkthrough

Hablamos de su familia ya que en esta ocasión Donkey Kong no sólo contará con la asistencia de Diddy Kong, sino que Dixie Kong vuelve para ayudar al gorila, así como Cranky Kong, el abuelo de Donkey Kong (y supuesto protagonista del primer título de todos), que por primera vez en la saga es controlable.

Tropical Freeze consiguió bastante buenos resultados en general, aplaudiendo la crítica aspectos tales como los gráficos de gran calidad que ofrecía, así como una experiencia de juego entretenida. Curiosamente, aunque el juego está desarrollado para Wii U, éste no hace control útil alguno del gamepad, que más allá de ofrecer la posibilidad del Offscreen TV en él, en el juego normal permanecerá apagado.

La saga de Donkey Kong siempre se ha considerado una de las más representativas de Nintendo, y aunque haya tenido sus baches finalmente ha conseguido posicionarse con algunos títulos que resultan imprescindibles para todo fan de las consolas de Nintendo. Además, ¿qué otro personaje ha conseguido tener su propio rap?

Acerca de Borja Duret

Tengo 24 años y estoy graduado en Periodismo por la UCM. Actualmente curso además el Máster Universitario de Periodismo Multimedia Profesional. Entre mis pasiones y aficiones se encuentran los videojuegos y la música, a los que dedico la mayor parte del tiempo.

Publicado el 17/09/2014 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Soy uno de esos niños inocentes al que le vendieron el Donkey Konga por completo. Tenía sus fallos, pero la verdad es que guardo un buen recuerdo de los bongos. Y ojito al Jungle Beat, que me sorprendió muchísimo lo fino que era para controlarse con aquel mamotreto de plástico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: