La velocidad tiene un nombre: Sonic (Parte II)

Arbol_Juegologico

Hace dos semanas comenzamos a repasar las aventuras que Sonic the Hedgehog ha vivido desde su concepción para Mega Drive en 1991, con el videojuego de título epónimo que arrasó por aquel entonces. Debido a la larga vida que ha tenido el erizo, tuvimos que hacer una parada en la segunda entrega de la saga Sonic Adventure lanzada a principios de los años 2000. Hoy, repuestos de carburante, retomamos el camino de Sonic y sus amigos hasta el día de hoy.

Héroes y desastres

Un par de años más tarde del lanzamiento de Sonic Adventure 2, Sonic Team decidió lanzarse a la creación de un nuevo título de aventuras del personaje que cambiaría un tanto la dinámica a la que estábamos acostumbrados. Esto estaba apoyado además a que el desarrollo de este título ya estaba dirigido para consolas de una nueva generación en la que SEGA ya no participaba: la Dreamcast había caído en el olvido y la compañía decidió abandonar el mercado de las consolas de sobremesa.

Desarrollado pues para PlayStation 2, Xbox, GameCube y PC nace Sonic Heroes. En esta ocasión la historia se dividía entre cuatro equipos de personajes con una propia línea argumental para cada uno, que en determinados puntos se cruzaban entre sí. Estos cuatro equipos que podremos controlar son el Team Sonic (Sonic, Tails y Knuckles), el Team Dark (Shadow, Rouge y Omega -un nuevo robot-), el Team Rose (Amy, Cream y Big the Cat) y el Team Chaotix (Espio, Vector y Charmy, personajes rescatados de un spin-off titulado Knuckles’ Chaotix).

SonicHeroes010

Tal y como indicabamos antes, la dinámica de estos títulos era diferente a la habitual, ya que en esta ocasión controlábamos a los tres miembros al mismo tiempo, uno de ellos liderando y los otros dos siguiéndole los pasos. Dependiendo de quién fuera el líder de la formación teníamos unas habilidades u otras, siempre las mismas independientemente del equipo: uno de los personajes era más veloz, otro más fuerte, y otro podía planear.

El juego recibió críticas favorables, aunque no tan buenas como las de anteriores títulos. Una vez más, el apartado sonoro y de jugabilidad fueron acogidos de buena gana, mientras que ciertos aspectos como la cámara seguían siendo uno de los puntos débiles del título.

Este fue el último título de Sonic para esta generación, ya que el siguiente título de la saga principal no aparecería hasta la nueva generación. Un salto que, desgraciadamente, acabó con una caída bastante dolorosa, ya que de él nació al que generalmente se le conoce como el peor Sonic de todos los tiempos.

Nos referimos a Sonic the Hedgehog, conocido también como Sonic 2006, al compartir el título del primer juego de toda la saga (decisión tomada respecto a conmemorar el 15º aniversario del juego). Lanzado para PlayStation 3 y Xbox 360, este título nos pone en la piel de Sonic, Shadow y Silver, un nuevo erizo capaz de viajar en el tiempo. Una complicada historia de viajes en el tiempo hacen que Sonic tenga que salvar a la princesa Elise, que ha sido capturada por el Dr. Eggman.

El juego, sin embargo, era un completo desastre: los tiempos de carga eran insoportables, la cámara de seguimiento una vez más no se complementaba con la velocidad de la acción, un control complicado, además de una serie de bugs y glitches por todas partes. Esto hizo que prácticamente toda la crítica suspendiera al juego y que, como ya anunciamos, se le haya considerado como uno de los peores juegos (y no sólo de Sonic) de la historia. Os dejamos aquí con una recopilación de algunos de estos glitches:

Sonic tenía que recuperarse de este golpe, pero el camino no fue fácil, ya que el paso que decidió seguir SEGA para ello fue un tanto dudoso. Un par de años más tarde de la catástrofe, salía para las mismas plataformas (y esta ocasión también para Wii) Sonic Unleashed. Fuera de todo pronóstico, Sonic en esta ocasión se convertía en “erizo-lobo”, forma con la que adoptaba mucha más fuerza de lo habitual. De esta forma, el juego se dividía en dos partes: aquellas en las que el Sonic normal recorría las fases a toda velocidad; y aquellas en las que el Sonic “lobo” se enfrenta a los distintos enemigos que se va topando, centrándose más en la acción que en el recorrido del nivel.

Sonic Unleashed consiguió en esta ocasión sobrepasar el aprobado, aunque la nueva transformación de Sonic tuvo una acogida muy fría, ya que el cambio de juego entre el Sonic normal y lobo suponía una transición demasiado brusca: mientras los niveles tradicionales de Sonic eran entretenidos, los niveles del Sonic lobo llegaban a ser en ocasiones demasiado lentos y largos para la experiencia a la que estaban acostumbrados los jugadores de la saga. Pese a ello, aspectos como el apartado gráfico o sonoro recibieron buenos comentarios.

unleashed

Vuelve el Sonic de siempre

SEGA buscaba recuperar la fórmula que hizo que lo primeros Sonic fueran el éxito que fueron y que propulsaron el nombre de la mascota de la desarrolladora hasta el estrellato. ¿Y qué mejor forma de recuperar esa fórmula que volviendo al modo de juego original?

SEGA desarrolló así Sonic 4: Episode I, donde Sonic volvía a correr de izquierda a derecha de forma similar a la que lo hizo en sus primeras aventuras, pero en esta ocasión con gráficos en HD. Tal y como indica su nombre, sin embargo, no se trata de un título completo, sino de una parte del juego que iría fragmentando su lanzamiento en el tiempo.

IMG_0019

Para este primer episodio Sonic es el único personaje controlable en las cuatro zonas con sus respectivos tres actos. Sus habilidades vuelven a limitarse a las que tenía antaño, con la única adición de poder convertirse en Super Sonic en ciertos momentos del juego. La historia del juego también vuelve al clásico: tras los eventos de Sonic 3, el Dr. Eggman trata de volver a hacerse con las siete Chaos Emeralds para dominar el mundo, y Sonic deberá impedírselo.

La estrategia de SEGA fue buena en esta ocasión, ya que el juego fue aceptado de manera general, aplaudiendo los gráficos y la jugabilidad recuperada que volvían a dar a Sonic su mítica esencia. Sin embargo, debido a tratarse de un juego no completo, la crítica no vio con buenos ojos la corta duración del título.

Para el siguiente título, SEGA demostró que sus enfrentamientos del pasado habían quedado más que olvidados. Si bien en sus comienzos Sonic había surgido como un intento de frenar el imparable éxito de Mario, resulta curioso que casi veinte años después el erizo lanzase un título exclusivo para las consolas de la empresa del fontanero. Nos referimos a Sonic Colors.

Sonic,_Tails_and_the_Wisps

Sonic Colors salió en 2010 para Wii y Nintendo DS de forma exclusiva. Cierto es que el erizo ya había hecho ciertas exclusividades para las consolas de Nintendo con la adaptación de los Sonic Adventure para Game Cube, pero dichas entregas también fueron lanzadas por la entonces existente DreamCast, así como PC. Recientemente también han sido incluídos en los catálogos de Xbox Live y PlayStation Network.

Volviendo al título, Sonic Colors utilizaba las dos formas tradicionales de juego: por una parte teníamos niveles de scroll lateral (todos en la versión de Nintendo DS), pero también otros tantos en primera persona. En esta ocasión conocemos a unas nuevas criaturas, los Wisp, que conceden distintos poderes a Sonic. La historia estará centrada en estos pequeños, ya que el Dr. Eggman los tiene secuestrados para utilizarlos como suministro de energia en un parque temático interestelar.

Ambas versiones del juego recibieron buenas puntuaciones entre la crítica, que elogió de forma muy favorable el apartado gráfico, que explotaba al máximo las capacidades de Wii. La jugabilidad, el apartado sonoro o los controles fueron muy bien recibidos.

Los felices 20

Sonic estaba a punto de entrar en la veintena y SEGA quería preparar algún buen tipo de reconocimiento a todos los títulos que el erizo había dejado tras todos esos años de aventuras. ¿Qué mejor manera de recordarlo que volver por todos esos caminos una vez más?

Un tráiler a principios de 2011 nos mostraba como Sonic se encontraba con su propia versión de hace 20 años y juntos corrían como locos por Green Hill. De aquí supimos que esto suponía una nueva entrega titulada Sonic Generations, un título en el que podríamos recorrer de nuevo algunos niveles de algunos de los juegos que el erizo había protagonizado y que ya hemos visto durante estos artículos. La historia por tanto reunía a Sonic y a Tails con sus antiguas versiones, y colaborando debían rescatar a sus amigos, que habían sido a distintos puntos temporales por un misterioso ente llamado Time Eater.

Sonic-Generations-Wallpaper-C

El título, lanzado a finales de ese mismo año para Xbox 360, PlayStation 3 y Nintendo 3DS recibió buenas críticas de forma general, algo más bajas que las que había recibido Sonic Colors. La idea general del juego, así como la jugabilidad y todo el material adicional que traía fueron aplaudidos, aunque el control del juego fue destacado entre los peores aspectos. La versión de Nintendo 3DS recibió notas algo más bajas que las versiones de sobremesa, debido a su corta duración.

Para el siguiente año SEGA ya tenía preparada la continuación de Sonic 4, de la que hasta entonces sólo había lanzado su primer episodio. Su segundo episodio ya estaba listo bien entrado 2012, y tal como lo hizo la segunda entrega en su día, Tails volvía a acompañar a Sonic una vez más.

Este título, sin embargo, más allá de nuevos niveles, no ofrecía muchas más novedades a nivel de juego más allá de la aparición de Tails, que sólo podía controlarse a través de un segundo jugador. La historia en esta ocasión se situaba tras los eventos de Sonic CD, con el Dr. Eggman reparando a Metal Sonic tras su derrota, y sus intenciones de reconquistar Little Planet con una nueva Death Egg.

Este nuevo episodio tuvo una acogida bastante más fría que su primera parte, rozando poco más allá del aprobado. Esto se debía a que la incorporación de Tails no había sido lo suficientemente atractiva, de forma que en ocasiones entorpecía más la experiencia de juego que ayudaba. Además, el diseño de niveles tampoco resultó nada espectacular para la mayoría de la crítica.

Un futuro sobre tableta

A principios de 2013 SEGA negoció un contrato de publicación con Nintendo respecto a Sonic y su legado. Ambas compañías llegaron a un acuerdo de que los tres próximos títulos del erizo llegarían de forma exclusiva para Wii U, la nueva plataforma de Nintendo. El primero de ellos (y de momento el último del que conocemos existencia) es Sonic Lost World.

sonic_lost_world_characters

En esta ocasión las tornas han cambiado: el enemigo principal de Sonic son los Mortíferos Seis, unas criaturas que tienen como plan definitivo destruir el mundo entero. La única forma para conseguirlo es que Sonic, junto a Tails, se alíe por primera vez con su enemigo de todos los tiempos: el Dr. Eggman. Eggman es el creador de los Mortíferos pero ha perdido todo control sobre ellos, por lo que necesita pararles los pies.

Sonic tendrá que moverse por Héxagon, un extraño mundo con diversas plataformas en 3D que pueden explorarse por todas partes, incluso del revés. Vuelven además los Wisp de Sonic Colors, para otorgar a Sonic una vez más poderes.

Sonic Lost World ha tenido un recibimiento aceptable, sin llegar a las notas más altas pero tampoco demasiado bajas. Ha sido especialmente aplaudido su apartado gráfico, al tratarse del primer Sonic de la nueva generación que brilla como nunca, así como su apartado sonoro. Sin embargo, el control del juego ha sido altamente criticado, ya que las nuevas habilidades de Sonic no se adaptan del todo a como deberían haber funcionado. Los Mortíferos Seis tampoco recibieron una buena acogida.

Hasta aquí podemos hablar de los principales títulos de Sonic hasta la fecha. Por supuesto, el erizo ha recibido un montón de spin-off en todos estos años, así como haber participado en diferentes juegos deportivos o de carreras, e incluso en las dos últimas entregas de Smash Bros. El futuro de Sonic estará de momento en Wii U, por lo que pronto sabremos cuál será la nueva vertiginosa aventura que nos tiene preparada el erizo.

Acerca de Borja Duret

Nací en el 92 y soy muchas cosas, entre las que no se encuentra ser jugador de voleibol. Me he formado como periodista y mis pasiones principales son los videojuegos y la música. También soy bastante majete, según dicen.

Publicado el 12/11/2014 en El árbol juegológico y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: