Los juegos indie más rancios, capítulo dos

Pixel_Autor

Cuando despreciamos sin ningún tipo de remordimiento al ochentero juego de E.T. El extraterrestre, solemos pasar por alto un detalle muy importante: la compañía tuvo la dignidad de enterrar las copias. Las quisieron destruir porque nadie quería pasar por la agonía de jugar a tal monstruosidad. Seguramente, en los tiempos que corren alguien dirá: «a mí me parece un buen juego». Pues esa persona miente descaradamente. El primer paso es admitir que la obra es mala. El segundo, quemarla.

Es lo que deberían haber hecho los creadores de los juegos que voy a describir a continuación. Dudo mucho que se sientan orgullosos cuando ven su nombre en los créditos. Utilizo el verbo “dudar” porque hay excepciones, claro (yo veo a Pedrerol muy feliz con su programa de televisión). Es lo peor que te puede pasar, no darte cuenta de que aquello que has creado es simplemente espantoso. Le pasó a George Lucas con Jar Jar Binks, le pasó a la Pantoja con Paquirrín, y muy seguramente les pasó a los que un día dieron luz a… esto.

Mountain Climbing Simulator 2014

Vídeo de Tiger Dean

Una especie de fontanero con casco amarillo ha tomado algo que no debería y ha amanecido en un valle rodeado de dedos verdes gigantes que nos quieren hacer pasar por montañas. El objetivo principal del juego es no suicidarse antes de los primeros diez minutos. Las únicas personas que lo han conseguido hasta el momento son el equipo de la desarrolladora, JR Modding Stuff.

Me recuerda a uno de esos chistes malos, que se van haciendo cada vez peores a medida que los vuelves a escuchar. Las risas iniciales van dando paso al aburrimiento a pasos agigantados. Si lo que se pretendía en un primer momento era fomentar este deporte, a mí por lo menos me ha quitado las ganas de practicarlo. Es más, ahora tengo pánico a las montañas.

Por decir algo positivo, el abanico de movimientos disponibles es bastante amplio. Puedes andar por el valle, correr por el valle, saltar por el valle, subir montañas en el valle (de una forma muy particular), andar por las montañas, correr por las montañas… o puedes apagar el ordenador y ponerte a hacer algo de provecho. Algo que no hicieron los de JR Modding Stuff.

Un amigo me comentó, charlando sobre el juego, que él había jugado a este y a la versión de 2013. Y que le pareció peor la de 2013. Miedo me da. No pienso buscarlo.

Soda Drinker PRO

Hace unos años echaban por la tele un programa en el que la gente podía enseñar sus inventos personales, imagino que con un objetivo comercial. Recuerdo a una mujer que patentó una especie de funda para que los hombres, al terminar de orinar, no se mancharan con alguna «gotita». Un invento totalmente horrible que nadie en su sano juicio compraría, y que se saltó una de las leyes básicas de este mundillo: ¿sirve en realidad tu creación para algo?

Pues esa es la pregunta que no se hizo Dan Ryckert, el padre de Soda Drinker PRO, un juego que no sirve absolutamente para nada. Lo cierto es que hay que ir avanzando por distintos niveles, pero no se muy bien cómo ni por qué. Quizá todo tendría más sentido si la bebida fuese de verdad y contuviera cantidades indecentes de alcohol. No aportaría nada a la trama, pero con un poco de suerte acabarás derrumbado en el suelo. Cualquier cosa mejor que esto.

Publicado el 04/02/2015 en Píxel de autor y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: